Jesucristo sana nuestras heridas

Una de las heridas mas difíciles de sanar en el ser humano son las del corazón y son las mas fáciles de crear en nuestra familia o amigos y la mayoría de veces no nos damos cuenta cuando las cometemos hasta que ya es demasiado tarde, esta semana conversando con una persona que aprecio mucho me comento sobre unas palabras que había escuchado de una amiga mía en la iglesia y cuando ella me las dijo no lo pude creer, para mi eso fue muy duro ya que mi amiga la que nunca pensé que diría algo de mi lo había hecho, esa persona en la que yo confiaba tanto me había traicionado.

No me preocupa decirte que es de mi iglesia porque en las iglesias no solo están las personas que creen ser correctas y sinceras, también hay personas como tu y como yo que no pensamos en lo que decimos y no nos imaginamos primero que podemos lastimar a alguien con lo que hablamos pero ahí estamos abriendo nuestra boca, no se si tu te congregas en una iglesia o si no conoces de Jesucristo aun pero sabes, esas palabras que dijo mi mejor amiga a mis espaldas me han dañado el corazón.

Porque oigo la calumnia de muchos el miedo me asalta por todas partes, mientras consultan juntos contra mi e idean quitarme la vida. 14 Mas yo en ti confió Jehová; Dios: Tu eres mi Dios. Salmos 31:13 – 14

Por que también hay personas como tu y como yo que nunca esperamos la traición de los demás y que tenemos un corazón frágil y cuando nos damos cuenta de lo que han hablado de nosotros nos crean heridas tan profundas que nos hacen perder mucha sangre y nos dejan débiles y sin fuerzas para dar un paso mas, personas como tu y como yo que pensamos las cosas antes de decirlas nos crean heridas tan grandes en nuestros corazones y en nuestras mentes que no queremos volver a ver estas personas. Yo se que es dura la prueba por la que estas pasando porque yo ya lo viví y nuestro corazón esta o queda tan herido que ya no queremos seguir mas en nuestras iglesias o en nuestro grupo de amigos, pero en este momento te digo que no es correcto que nos sintamos así y que no es justo que nos hagan sentir mal por esa traición por que somos hijos de Dios y su misericordia es grande en nuestras vidas, levantate y pídele a Jesucristo ya que El es nuestro medico y es nuestro amigo fiel, mira hacia arriba y levanta tu cabeza, con la frente en alto demostremos que no nos sentiremos mal de ahora en adelante por lo que estas personas han dicho y no perdamos el tiempo con esos dolores en nuestro corazón por que tenemos que olvidar. Jesucristo es nuestro sanador y si confiamos en El nos formara una vida diferente, un carácter diferente y un corazón nuevo y mas fuerte ya que El es nuestro salvador y el ya pago por nuestras culpas y pecados. El tiene nuestros corazones en sus manos y cada día que confiamos en El venda nuestros corazones heridos mas y mas y se complace de nosotros por que esperamos en El. Espero que tu corazón comience a sanar pronto ya que Jesucristo esta a tu lado en este momento y no te dejara solo/a. Que Dios te bendiga

Salmos 147:3 – 11
El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas. 11 Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

Anuncios