Una vida generosa.

11:25 El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.

Dios nos habla por medio de este texto muy claro y nos dice lo bueno que es compartir con nuestra familia, amigos y todas esas personas con necesidad, nos dice que si nosotros ayudamos a saciar alguna necesidad también seremos saciados y esto cubre muchas áreas de nuestra vida tanto material como espiritual, y que bueno es sentir en nuestros corazones ese sentimiento y satisfacción de haber ayudado a alguien con necesidad, como hijos de Dios sabemos que tenemos que compartir y dar ese ejemplo de amor con el que no tiene nada, no podemos llamarnos hijos de Dios si a la hora de tomar nuestros alimentos le damos la espalda a esa persona que sabemos que no tiene nada de comer, cumplamos una promesa mas de Dios en nuestras vidas y seamos bendecidos a través de esa acción tan hermosa de compartir y saciar las necesidades de los demás con amor y recuerda nunca des nada solo porque quieres que los demás te vean y lo das solo por compromiso ya que Dios no mira con agrado que demos por necesidad, comparte y testifica con tu vida que eres bendecido y das por amor. Espero que Dios bendiga tu vida mas de ahora en adelante y que compartas como tu quieras con todas esas personas que tienen necesidad de Dios y de tu ayuda en estos momentos. Que Dios te bendiga.

Anuncios